Nada en el mar, nada en la arena

Nos ha impresionado tanto la visión de una Málaga tan diferente que no hemos podido evitar sobrecargar la máquina de pasos. Eso ha hecho que vuelva a entrar en funcionamiento y, de repente, todos nos encontramos casi sin darnos cuenta en otro cambio de época…

¡ pim pam pum pam !

Todo está ahora mucho más despejado. El cielo, el mar y la tierra. Se ve a lo lejos, casi pegado al río, un pequeño asentamiento. No tenemos mucha idea del año exacto en que nos encontramos, pero empezamos a pensar en que quizás se trate de la época fenicia.

¡Estamos en Malaka !

Para llegar hasta el asentamiento hacemos camino por la playa.

Empezamos a caminar con la Liga Málaga cómo te quiero!?

La liga Málaga como te quiero !? empieza a dar sus primeros pasos, nunca mejor dicho. Nuestro amigo Manolo está contentísimo de recibir a sus primeros amigos walkers, aquellos sin los cuales su maravillosa máquina del tiempo jamás podría funcionar.

Manolo empieza a dar las primeras indicaciones a todos los compañeros para que sepan cómo funciona todo, cómo tienen que colocarse, cuánto tienen que caminar y cómo se supone que la máquina reaccionará ante esos pasos.

5 razones por las que caminar con Málaga cómo te quiero!? va a ser divertido

Caminar. Ese acto casi reflejo que hace uno cuando quiere ir del sofá a la nevera a por una cerveza. Ese mismo acto que uno intenta evitar a toda costa, rodando como una croqueta por ese mismo sofá para alcanzar el mando de la tele, ese que a veces parece que nos va a convertir en el mismísimo inspector Gadget, de tanto alargar el brazo para cogerlo.

Caminar. Eso que los médicos y todo tipo de profesionales de la salud nos recomiendan para alargar nuestra vida, pero que a veces parece que la alarga de puro aburrimiento.