Misión arenas peligrosas

Mientras la mayoría de nosotros paseábamos asombrados por la Málaga romana intentando descifrar el enigma del perrillo cagón, Manolo ha venido corriendo desde las playas.

 – Amigos, hemos tenido un pequeño problema.

Ya iba a ser extraño que un viaje por el tiempo transcurriera sin ningún tipo de incidencia. Pero Manolo venía con cara divertida, parece que le gustan los retos. Nos cuenta que como en el anterior salto al tiempo estuvimos dando nuestro paseo por la playa, en éste último la máquina se ha quedado atorada en la arena.

– Necesito voluntarios que vengan conmigo, sólo hay una manera de sacar la máquina de allí.